Irrigador Bucal Max

Lavarse los dientes todos los días es muy importante, usando hilo dental para retirar el sarro más difícil y restos de comida, así como un enjuague bucal de calidad para acabar con la placa y las bacterias.

Aún con esta combinación, no será suficiente para tener una dentadura sana y evitar problemas como la gingivitis. Para evitarlo, será imprescindible incorporar un irrigador dental a su rutina diaria de limpieza bucal.

¿Qué es un irrigador dental?

Un irrigador dental, o irrigador bucal, es un dispositivo de irrigación oral que emite un chorro de agua que pasa entre los dientes y encías, eliminando cualquier resto de comida, de placa o de bacterias.

Ayuda a higienizar en mayor profundidad la boca, previniendo patologías asociadas a una mala limpieza como caries, gingivitis, inflamaciones, sarro y enfermedades periodontales

Tipos de irrigadores bucales

En el mercado encontrará modelos tanto eléctricos como portátiles, que funcionarán con una batería o pila. Si hubiera que agruparlos por tipos, podríamos distinguir tres:

Irrigadores dentales de sobremesa

Modelo que funcionan con electricidad, y son los más comunes. Los más simples sueltan el chorro de agua, mientras que hay otros que incluyen un cepillo dental eléctrico. 

Tienen gran potencia, pero precisan estar conectados continuamente a la corriente. 

Irrigadores bucales portátiles

Son más pequeños que el modelo anterior, y cuentan con una batería o pila. Si bien su efectividad, y la capacidad del tanque, es inferior a los de sobremesa, son muy prácticos y pueden llevarse de viaje. 

En el mercado hay modelos de todos los tamaños y prestaciones, con accesorios adicionales para garantizar una limpieza dental perfecta. 

Irrigador dental de grifo sin motor

Este modelo no dispone de tanque, por lo que debe conectarse al grifo para que funcione. Su mayor desventaja es que, al tener que estar unido a un grifo para funcionar, es más común que acumule gérmenes y bacterias, por lo que requerirá de una limpieza más exhaustiva. 

Ventajas y desventajas del uso de irrigadores bucales

La optimización de la limpieza diaria de la boca es, sin lugar a dudas, el mayor beneficio de usar un irrigador.

A continuación, encontrará todas las ventajas y desventajas de estos dispositivos:

Ventajas

  • Garantiza una limpieza en mayor profundidad, mejorando la salud de dientes y encías.
  • Ayuda a reducir el sarro y prevenir enfermedades bucodentales.
  • Tras la limpieza, los dientes quedan más blancos.
  • Reduce el mal aliento.
  • Hay múltiples modelos, tanto de sobremesa como portátiles.
  • Fáciles de usar.

Desventajas

  • Los irrigadores profesionales no son económicos, pudiendo tardar bastante en amortizarlo.
  • Los modelos más completos precisan de mucho espacio.
  • Los modelos portátiles se descargan con facilidad, siendo un gasto extra cada recarga.
  • Los irrigadores más económicos no ofrecen muy buenos resultados.
  • Para aquellos que tengan sensibilidad dental, puede resultar un poco incómodo usarlo.

Cómo decidir que irrigador comprar

Elegir el modelo adecuado puede ser complicado, pues no solo debe basarse en las opiniones de los usuarios para comprar un irrigador dental.

Debe pensar y valorar sus propias necesidades específicas, para adquirir uno que las cubra y le garantice una limpieza completa. En este apartado le hemos preparado algunos criterios de compra que le servirán como consejos para escoger la mejor opción:

Modo de uso

Lo primero a tener en cuenta es como se puede usar, es decir, el tipo de fuente de alimentación. 

Recuerde que algunos modelos requerirán estar constantemente conectados a la corriente para funcionar, mientras que los modelos de batería requerirán una carga o cambio de pilas cada cierto tiempo (variará según el uso y potencia del chorro).

Modos de limpieza

Según el modelo, encontrará 2 tipos de modos de limpieza:

  • Chorro simple: Este es el modo más común en los irrigadores dentales más económicos. Sueltan un chorro de agua que elimina la comida que se queda atrapada entre los dientes, ayudando a combatir la placa bacteriana y eliminar el sarro.
  • Chorro de aire y agua: Se trata de un compuesto de microburbujas de aire y agua, mucho más potente que el anterior y sirve para mejorar la salud de las encías, así como para eliminar las bacterias.

Presión del agua

Es importante señalar que no todos los irrigadores dentales cuentan con la opción de regular la presión del agua. Y es un detalle muy importante a tener en cuenta.

Las necesidades de cada persona son diferentes, y requerirá de una intensidad diferente. Por ejemplo, en el caso de encías sensibles o implantes es recomendable un masaje suave, mientras que, si tiene huecos entre los dientes, necesitará mayor presión. 

Accesorios

En lugar de pensar en “la cantidad”, piense más en “el uso que pueda darles”. En otras palabras, no se decante por el irrigador que traiga más utensilios, sino el que posea aquellos que vaya a utilizar y realmente le sean útiles para conseguir una higiene bucal perfecta. 

Seguridad contra el sobrecalentamiento

Una medida que incorporan los modelos de mayor calidad, y que debería valorar, ya que le ayudará a evitar un accidente. 

Los mejores irrigadores bucales del mercado

En este apartado hemos recogido los modelos mejor valorados por los usuarios online, teniendo, además, en cuenta el precio, prestaciones y funciones.

Irrigador dental Waterpik

Uno de modelos más completos del mercado, bajo el sello de una de las marcas más prestigiosas de higiene dental: Waterpik.

Es un 50% más pequeños que otros irrigadores de sobremesa de la marca, con las siguientes características:

  • Dimensiones: 17x8x12 cm.
  • Color: Blanco.
  • Sistema de alimentación: Eléctrico.
  • Depósito con una capacidad de 400 ml.
  • Sistema de control de presión en tres posiciones.
  • Sus accesorios rotan 360º.
  • Incluye un estuche para transportarlo, por lo que es ideal para viajar.

Además, según sus necesidades, podrá comprar boquillas especiales para poder limpiar implantes, bolsas periodontales o coronas.

Irrigador Oral-B

Si le preocupa su salud bucodental, este combinado es justo lo que necesita para garantizar que su boca estará sana.

  • Dimensiones: 10x11x12 cm.
  • Peso: 1.52 kilogramos.
  • Conexión Bluetooth.
  • 1 sistema de limpieza Oxyjet.
  • 1 cepillo eléctrico.
  • 5 cabezales de recambio.
  • 4 cabezales Oxyjeet.

El modelo de sobremesa más completo, que le ofrece todas las prestaciones de un irrigador, así como un potente cepillo eléctrico. Su mayor pega es que no está diseñado para viaje.

Irrigador bucal TONGYONG

Si está buscando un irrigador dental económico, y qué únicamente le sirva para retirar restos de comida y sarro, el irrigador de la marca TONGYONG es perfecto.

  • Dimensiones: 25×12.2×9.2
  • Peso: 570 gramos.
  • 5 modos de uso.
  • 6 boquillas con diferentes funciones.
  • Boquilla giratoria 360º para una limpieza en todas direcciones.
  • 5 niveles para agujar las boquillas.
  • Tanque de agua de 300 ml.

Un modelo accesible para cualquier bolsillo, con una gran pega: No tiene tanta potencia como el resto de esta lista.

Irrigador Mornwell

Un modelo que podrá adquirir en tres colores diferentes, de gran calidad y prestaciones muy buenas para un precio tan económico:

  • Tamaño: 21.3×10.5×7.3 cm.
  • Peso: 290 gramos.
  • Colores: Blanco, negro y verde.
  • Volumen del depósito: 200 mililitros.
  • Fuente de alimentación: Batería-Cable eléctrico.

Este modelo utiliza la novedosa, y única tecnología, de pulsación que ayuda a garantizar una mejor limpieza de cada rincón de la boca. Cuenta con cuatro modos de limpieza y cuatro tipos de boquillas.

Además, viene con una pequeña bolsa para poder llevarlo en sus viajes. Otra gran ventaja es que puede funcionar tanto conectado a la corriente como independientemente con una batería de litio. 

Irrigador dental profesional Apiker

Un modelo de sobremesa bastante económico y con múltiples aplicaciones que le permitirán mantener su boca en perfectas condiciones:

  • Dimensiones: 21.7.6×11.5 cm
  • Peso: 900 gramos.
  • Fuente alimentación: Pila de litio.
  • 10 tipos de presión de agua.
  • 8 tipos de boquillas para poder hacer frente a cualquier tipo de boca.
  • Capacidad del depósito: 600 mililitros.

La mayor pega de este modelo es que puede ser algo incómodo de transportar. Y al usar pila, deberá cambiarla con frecuencia.

¿Existe alguna alternativa a los irrigadores dentales?

Cómo ya habrá podido comprobar, los irrigadores son una alternativa excelente para llevar a cabo una limpieza profunda de la boca desde el hogar.

La única alternativa existente a este pequeño aparado es acudir al odontólogo, para que utilice un irrigador bucodental profesional. Conseguirá una limpieza más profunda, pero supondrá un gran gasto para su bolsillo.

Lo mejor que puede hacer es tomarse su tiempo para escoger el modelo que mejor se adapte a su presupuesto y cubra todas sus necesidades.

Preguntas frecuentes

¿Cómo se usa un irrigador bucal?

Los irrigadores dentales se pueden usar tanto antes como después del cepillado y el hilo dental. En ambos casos ayudará a eliminar los restos de comida en las zonas más difíciles.

Para usarlo correctamente, tendrá que seguir estos pasos:

Conectarlo a una fuente de agua

Esto dependerá un poco del modelo. Los irrigadores portátiles deben conectarse al grifo, o al depósito incluido en el aparato en su caso.

Recuerde siempre utilizar agua templada, especialmente si padece de sensibilidad dental.

Colocación

Coloque la boquilla en su boca, inclinándose sobre la pila para no salpicar sobre la encimera. Lo ideal es comenzar por las muelas, manteniendo el irrigador un poco separado de dientes y encías.

Seleccione la presión

Según el modelo, podrá escoger el nivel de presión antes de encenderlo. Comience con el nivel más bajo, y vaya aumentando la presión gradualmente.

Siga la línea de la encía

Para garantizar la correcta limpieza de su boca siga la línea que la encía dibuja sobre sus dientes, teniendo especial cuidado en los espacios interdentales.

Vacíe el depósito

Al finalizar, apague el dispositivo y vacíe el tanque de agua sobrante. Es importante no dejar nunca agua en el tanque, pues podrían proliferar bacterias.

Limpie el dispositivo

Tras cada uso deberá limpiar el depósito del irrigador, para garantizar su higiene. 

¿Cuántas veces al día se puede usar el irrigador dental?

Lo recomendable es usarlo tras cada comida, para asegurarse que elimina cualquier resto y suciedad que pudiera quedar en los dientes. 

Es importante no usarlo más de 5 minutos seguidos, porque podría dañar los dientes.

¿Un irrigador bucal puede servir para eliminar manchas en los dientes?

Puede servir para eliminar pequeñas manchas causadas por los alimentos, ayudando al blanqueamiento.

Pero no puede eliminar manchas de café o causadas por el tabaco. Las reducirá, pero no las hará desaparecer.

Si tengo empastes o implantes, ¿qué tipo de irrigador dental debo escoger?

Uno que no tenga demasiada potencia, ya que un chorro demasiado potente podría debilitar el empaste.

¿Es importante que el irrigador tenga muchos accesorios?

A la hora de comprar un irrigador bucal no piense en la cantidad de accesorios que traiga, sino en el uso que le vaya a dar. A mayor cantidad de accesorios, mayor será su precio.